Diego Torres

“La primera vez que hice una obra me decidí por un constructor que era baratísimo. No pudo ser peor la experiencia. Lo que iba a tardar un mes se alargó cuatro meses. Hubo que repetir varias veces el alicatado de los baños y finalmente tuve que echar al constructor y terminar con otro. Lo barato me salió carísimo.

Pero después conocí a Vicente de Katedralia. Vivo en un ático que cuando compramos tenía muchos problemas de humedades. Las soluciones que me daban todos eran caras además de suponer un verdadero quebradero de cabeza. Katedralia solucionó el tema con una solución barata y rápida. Han pasado 10 años y ni una gota de agua ha entrado en casa.

El año pasado hemos hecho una reforma integral de la casa, haciendo todos los baños, pintura, toda la electricidad de la casa, cambiamos todo el suelo e incluso cambiamos la distribución de las habitaciones. Katedralia nos dijo que tardaría de cuatro a cinco semanas. Todo quedó terminado en menos de cuatro semanas, con unos acabados impecables. Katedralia estuvo en todo momento pendiente de la obra y el precio la verdad que muy ajustado.

Katedralia tiene un equipo excepcional, que cuida todos los detalles y te aporta soluciones baratas y duraderas.

En mi caso, no hago nada en casa más que con Katedralia. Merece la pena!!”