Sgel (Sociedad General Española de Librería) Parroquia Santo Domingo
C.A.M. (Comunidad de Madrid)Ayuntamiento de San Agustín del Guadalix
IntropiaMagrama (Ministerio de Agricultura Pesca y Alimentación)

 

TESTIMONIALES

  • “La elección de la empresa Katedralia para la construcción de nuestra casa se debió a varias razones, pues era una de las ocho constructoras que estudiaron el proyecto y presentaron un presupuesto. Casi todos los contratistas que presupuestaron la obra eran conocidos o referencias de nuestro arquitecto y aparejador, pero a pesar de vivir muy cerca nunca habíamos contactado con Vicente su fundador.

    No presentó el presupuesto más económico de las ocho empresas, pero su disponibilidad y conocimiento nos dieron la confianza como para dejar en sus manos el que para nosotros ha sido un proyecto importante, por todo lo que construirse una casa implica. Si bien es cierto que no hicimos muchas modificaciones sobre el proyecto ni sobre lo presupuestado, fuimos capaces de ajustar detalles de materiales que nos permitieron acabar piscina y jardín, con una desviación total de un 2% sobre lo previsto originalmente. Los plazos también se redujeron, con el consecuente ahorro de coste del alquiler de la casa, y la casa estuvo lista en menos de seis meses desde el inicio de las obras. Además, después de cuatro años de vivir en la casa, Vicente sigue estando disponible para ayudarnos con cualquier cosa que surja, y si volvemos a construir alguna vez seguro sería él.”

     

  • “Queríamos hacer una reforma en profundidad de la cocina. Una obra de este tipo trastoca por completo la vida en casa por lo que es importantísimo planificarla para que no se vaya de fechas. Ya hemos hecho muchas reformas y jamás cumplieron la fecha comprometida. Con Katedralia ha sido la primera vez que cumplió exactamente la fecha a la que se comprometieron. Además, una vez empezada, se nos ocurrieron algunos cambios y cosas añadidas. Eso siempre pasa en las obras. Los famosos “yaques”. Los aceptaron sin problemas y sin que afectase a la fecha de entrega. El responsable hizo un seguimiento diario y exhaustivo de todo el proceso. Es estupendo tener a alguien con quien hablar y que te entienda.

    Probablemente habría conseguido hacerlo más barato con otros, pero seguro que no habría tenido la fiabilidad, el cuidado de los acabados y el cumplimiento de fechas. Muchas veces lo barato sale caro al final. Es mejor pagar un poco más pero con la sensación de transparencia y claridad en las cifras. No esa sensación horrible de pesar que te están metiendo un palo.”

  • “La primera vez que hice una obra me decidí por un constructor que era baratísimo. No pudo ser peor la experiencia. Lo que iba a tardar un mes se alargó cuatro meses. Hubo que repetir varias veces el alicatado de los baños y finalmente tuve que echar al constructor y terminar con otro. Lo barato me salió carísimo.

    Pero después conocí a Vicente de Katedralia. Vivo en un ático que cuando compramos tenía muchos problemas de humedades. Las soluciones que me daban todos eran caras además de suponer un verdadero quebradero de cabeza. Katedralia solucionó el tema con una solución barata y rápida. Han pasado 10 años y ni una gota de agua ha entrado en casa.

    El año pasado hemos hecho una reforma integral de la casa, haciendo todos los baños, pintura, toda la electricidad de la casa, cambiamos todo el suelo e incluso cambiamos la distribución de las habitaciones. Katedralia nos dijo que tardaría de cuatro a cinco semanas. Todo quedó terminado en menos de cuatro semanas, con unos acabados impecables. Katedralia estuvo en todo momento pendiente de la obra y el precio la verdad que muy ajustado.

    Katedralia tiene un equipo excepcional, que cuida todos los detalles y te aporta soluciones baratas y duraderas.

    En mi caso, no hago nada en casa más que con Katedralia. Merece la pena!!”